Notas de Fans

El peso del Messias.

12 de Junio del 2016 16:16:20
Por: Arturo Brizio

Muchos hablan del mejor jugador el mundo, otros cuantos hablan del mejor jugador de todos los tiempos. Se discute sobre el alcance de su talento, sus habilidades, su jerarquía dentro del equipo, acerca de la realidad o fantasía de su liderazgo, muchos son los temas que alcanzan los debates que este jugador argentino genera, pero en este corto espacio vamos a tratar de desmembrar algunos de los temas más importantes de la actualidad de Lionel y descubrir un poco de su historia, para saber bien a bien quién es el actual 10 de La Argentina.
Lionel Andrés Messi Cuccittini es un futbolista argentino, nacido en la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe, el 24 de Junio de 1987. Actualmente milita en el FC Barcelona y juega el rol de capitán en la selección de su país. Los récords que ha establecido en el mundo del fútbol no tienen precedentes y lo hacen no necesitar carta de presentación: Único futbolista en la historia en haber conseguido cinco Balones de Oro FIFA y el primero en recibir tres Botas de Oro. Ganador de ocho títulos de Liga, cuatro orejonas de la Liga de Campeones de la UEFA, así como otras cuatro Copas del Rey, todo esto con el Barcelona. Como goleador presenta el máximo número de anotaciones en la historia de La Liga con 312 goles, en una temporada de La Liga con 50, en un año calendario con 91 y en un partido de Liga de Campeones con 5; haciendo un recuento de estas cifras, se me hacen pocos goles. Por récords no paramos y es probable que se me fuera hoja y media hablando de sus logros y consecución de éxitos, mejor aboquémonos a lo que nos interesa y sigamos con la historia de La Pulga.
Jugó en las divisiones inferiores de Newell´s Old Boys contando con 11 años, edad a la que le fue diagnosticada deficiencia de la hormona de crecimiento. Tras verlo jugar, el FC Barcelona se ofreció inmediatamente a pagar los costosos tratamientos y lo fichó con sólo 13 añitos de edad, inversión que ha visto un retorno, me atrevería a decir que hasta del 1000%.
Por su estilo de juego como driblador zurdo, inmediatamente se le comparó con su compatriota Diego Armando Maradona, quién lo declaró como su sucesor. Hace unos cuantos días, “El Pelusa”, a quien yo cada vez veo más gordo, metió y bien la pata cuando platicando con Pelé en un acto publicitario previo al inicio de la Eurocopa, comentan, mientras ellos creían que el micrófono estaba cerrado, que Lio “no tiene personalidad para ser un líder”. La respuesta de los medios de comunicación no se hizo esperar y crucificaron a Maradona por la opinión que compartió con “O rei” acerca del denominado Messias, la cual yo pienso, no esta tan alejada de la realidad. Lionel Andrés nunca se ha caracterizado por ser el líder dentro de sus equipos, es, y por mucho el mejor jugador en cada uno de ellos, pero no tiene esa capacidad de influir en sus compañeros, no tiene esa facilidad, inherente a un líder, de convencer, incentivar a los suyos para lograr un objetivo en común, y a quién le guste y le apasione este tema y me diga que sí la tiene, les recuerdo nada más la desaparición que tiene en torneos importantes dentro de la cancha, su actitud intermitente, “huevo tibio” en el albor futbolístico que presentó en la Copa del Mundo y en cada uno de los torneos internacionales que ha disputado, no pudiendo ganar más nada importante a nivel selección.
Liderazgo no existe en La Pulga, llegó tarde a la repartición, pero durmió afuera del estadio meses, para ser el primero al que se le repartiera talento. Con la maestría con que maneja la bola, la habilidad que muestra esquivando jugadores, uno tras otro, la suavidad con la que acaricia la bola para clavarla en el ángulo, para meter un pase de 30 metros y dejarte sólo y tu alma contra un portero indefenso, con éstas y muchas otras cualidades ¿Quién necesita liderazgo?
A esta altura de la plática debemos hacer una petición especial a usted, amable lector, no confundamos liderazgo con respeto. El Rosarino es respetado por el plantel, ya sea blaugrana o albiceleste, es protegido y arropado por sus compañeros, pero dentro de ambos planteles hay otros varios jugadores cuyo comportamiento, visión, grado de aceptación en el grupo e inflexible esfuerzo los convierten en ejemplo para los demás, incluso para el proclamado por muchos, mejor del mundo.
Es increíble, en muchas ocasiones impensable, y hasta inhumano lo que llega a hacer Lio con el balón. Su última actuación frente al equipo de Panamá en Copa América fue buena, tras lograr tres de las cinco anotaciones y una asistencia, pero tampoco hay que morirnos. La selección panameña es el conjunto más desordenado del torneo, equivocan la salida en dos de los tres tantos, Messi no debió meterles tres, les debió haber metido cinco y entonces sí, nos morimos todos en el mundo.
Lo lamentable en esta historia llena de éxitos, hazañas, récords y logros es el juicio que se le está llevando al jugador y a su padre por un fraude fiscal de 4.1 millones de euros durante tres años. Messi es un futbolista a quién sólo le interesa el balón, el mundo de las finanzas le es ajeno, son las palabras con las que los Messi tratan de absolver su culpa. ¡Haz de cuenta! Dudo seriamente que incluso Carlos Slim desconozca cantidades y utilización de cada centavo que genera, yo sinceramente no me creo mucho su cantaleta, pero parece ser que todos los esfuerzos en la Audiencia de Barcelona iban centrados en lograr la absolución del jugador ¿Ustedes creen que este esfuerzo tenga algún interés mediático? Yo también.
Lo que no puedo de verdad sacarme de la cabeza, son los escenarios que va a dejar este lastimoso caso, las cuarteaduras, además de las ya existentes, que dejará en la familia Messi. La mala: La responsabilidad por la cantidad exorbitante de plata recaerá enteramente sobre Jorge Horacio Messi, padre de la estrella futbolística. La buena: Parece que la absolución de Lio Messi se logró y no tendrá que responder penalmente por ello, y podremos seguir deleitándonos la pupila en los partidos de Argentina o el equipo de Cataluña.

Comentarios

Relacionado