Notas de Fans

En la vida hay amores que nunca pueden olvidarse.

14 de Junio del 2016 13:12:06
Por: Arturo Brizio

Imborrables momentos que siempre guarda el corazón. Esta frase o dos estrofas del inigualable bolero escrito por el compositor y pianista cubano Julio Gutierrez, vino a mi mente tras la eliminación de Brasil en la Copa América Centenario. Casi inmediatamente después de acabado el partido, la gente se volvió loca y empezó a subir a las diferentes redes sociales anécdotas, fotos y hasta videos del Brasil de hace algunos años, que contaba entre sus filas con jugadores legendarios como Rivaldo, Romario, Ronaldinho, Robinho, no quiero seguir que se me van a salir las de cocodrilo.
Su amable y muy seguro servidor nació un 9 de Enero, por allá en el año de 1988 y creo que Diosito mando caer una maldición sobre mí, me hizo nacer, crecer, ver, aprender y creer que se acerca del deporte, pues me hizo vivir en una época gloriosa atleticamente hablando.
¿Qué no hemos visto mis contemporáneos? Michael Schumacher, Fernando Alonso, Ayrton Senna, Emerson Fittipaldi en el deporte de los autos. En el baloncesto puedo presumir haber visto las canastas más emblemáticas, en vivo, de Michael Jordan, vi a los históricos Bulls, Scottie Pippen, la excentricidad en persona de Dennis Rodman, vi al inmenso Shaquille O´Neal, veo a Lebron James. Pete Sampras, Andre Agassi, Roger Federer, Nadal, Novak Djokovic en el deporte blanco. Para los fans del emparrillado vi a los inolvidables Cowboys de Dallas, Troy Aikman, Emmitt Smith, la intensidad de Troy Polamalu, los lances de Tom Brady, de Peyton Manning, vi hasta a Joe Montana. Para los más fresas, hablando del golf evidentemente, vimos al más grande, vimos la presición, el swing perfecto de Tiger Woods, yo con eso me doy por bien servido.
Futbolísticamente lo he visto todo, Pelé se me fue de las canchas, pero la tecnología a través de los videos nos ayuda a preservar ese tamaño de genio, de talento adelantado a su época. Vi a Hugo Sánchez, Diego Armando Maradona, Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, vi a Cuauhtemoc Blanco, al irreverente Zlatan Ibrahimovic, equipos como el Real Madrid con sus galácticos, el Barcelona de Ronaldinho y Rafa Márquez, vi como Pep Guardiola construyó un imperio, a Juan Carlos Osorio haciendo maravillas con el Tri de mi corazón, ¡Bueno! Hasta he visto pitar al mejor árbitro que ha tenido este país y el mundo, Arturo Pablo Brizio Carter.
Vi al “Scratch du Oro”, aquél equipo que un día nos hizo temblar de alegría, desde Rivaldo y Romario hasta Ronaldo y Ronaldinho, quizá todavía alcanzó a entrar Robinho en esa época dorada, con magos en vez de futbolistas, que presentaban actuaciones que rayaban en lo heróico, creando el estilo del Jogo Bonito como forma de juego, derrochando categoría y habilidad en cada jugada, pero ahora con actuaciones paupérrimas y risibles como la presentada en la Copa América, en donde todos los espectadores buscamos nuevas ansiedades con esa forma de jugar a la que nos acostumbraron, no hacen otra cosa que recordar a los grandes jugadores de la “canarinha” que inolvidablemente vivirán en mí.

Comentarios

Relacionado