Notas de Fans

Para merecer, está el cielo

25 de Diciembre del 2016 22:38:26
Por: Alejandro Prudencio

Dicen en muchas religiones que el boleto al cielo se gana con las buenas acciones en la tierra, será o no será es un debate que quizá nunca termine, y además de que en el futbol se sabe a ciencia cierta que el balón es redondo, sabemos que no se merece nada. Jugar bien te conduce a ganar, pero no a merecerlo.

Por lo mismo ningún equipo mereció ganar la final de Apertura 2016, tanto América como Tigres hicieron dos partidos por debajo de su nivel, cada uno se puede excusar en la inactividad o en el cansancio pero la realidad es que a pesar de que Tigres jugó mejor futbol no supo concretar sus oportunidades de gol. Y los dos fieles al estilo de sus técnicos compitieron en todo momento.

No se merece nada en el futbol y para probarlo están los árbitros de la final que mostraron mucha inexperiencia en la final. ¿Ayudaron al América? lo dudo mucho pues el equipo no tuvo ninguna opción manifiesta de gol regalada por el árbitro, el resto de faltas difiere el criterio.

Fueron dos malos partidos de futbol que se resolvieron en un circo muy lejano a la táctica futbolística y a cualquier sistema de juego. Este es un partido que para Tigres ya tiene tintes de clásico por las dos anteriores finales perdidas contra América. Para ellos era la oportunidad inmejorable para por fin ganar recibiendo la vuelta en casa, América entraba obligado a coronarse en el centenario.

Dos perspectivas distintas y el título se pudo decantar para los dos lados, no es casualidad que se repita la final de hace dos años y que estos dos equipos lleguen constantemente a estas etapas, nada que protestar si América salía campeón así como no hay nada que protestarle a Tigres, ninguno mereció el partido a pesar del buen futbol que posiblemente haya tenido Tigres o la postura ultra defensiva de América. Nada que protestar por polémica arbitral, como harán los hinchas de los demás equipos que no querían que ganara el América. En el campo se puede protestar todo pero no hay motivos para achacarle a un equipo la polémica arbitral que perjudicó ambos lados.

El cansancio no fue el factor decisivo y por lo mismo no puede ser una excusa, el árbitro tampoco fue un factor a la postre y no pudo ser una excusa. Por el bando de América Oribe tuvo dos oportunidades clarísimas que pudieron darle el título al América pero no fue así. Tigres tuvo todo a favor con un equipo mermado en lo físico en su casa con mejor futbol y llegó hasta los penales, insisto: aquí no se merece nada.

Si eres hincha del América cara arriba y a seguir apoyando, el pésimo centenario es una mancha ajena a lo que pasó esta Navidad, si eres hincha de Tigres enhorabuena y a seguir festejando.

Comentarios

Relacionado

Documentales

El gran Messi