Internacional

Futbolistas que le bajaron la novia a sus compañeros

27 de Julio del 2018 09:08:44
Por: Rodrigo Pineda

Pasa en la vida, pasa en el futbol. Estos son los casos más famosos de jugadores que le bajaron la novia a sus compañeros, no solo de profesión ¡de vestidor!

La más sonada, sin duda alguna, es la de Mauro Icardo y Maxi López. Los jugadores coincidieron en la Sampdoria y se hicieron grandes amigos. Maxi arropó al jovencito Icardi al grado de que la familia López lo ayudó a buscar casa, lo recibieron como uno más; pero, Icardi comenzó un romance con la pareja de Maxi: Wanda Nara. El matrimonio con dos hijos se rompió, igual que la amistad. Hasta la fecha, es algo que le sigue jugando en contra al delantero del Inter, ya que se especula que Sampaoli lo borró de Rusia porque en el vestuario no ven con buenos ojos tener a Mauro, persona en la que, dicen en Argentina, no se puede confiar. 

Otro drama fue el de los alemanes Mezut Özil y Christian Lell. En el último año que Özil estuvo en el Madrid, Lell jugaba para el Levante. Amigos de la infancia, se frecuentaban ocasionalmente en España. Todo iba bien, hasta que Lell encontró mensajes privados entre su pareja Melanie Rickinger y el 10 del Real Madrid. Esto no tuvo final feliz: Özil terminó su relación oficial y Lell acabó demandando por su ahora ex pareja por robo de datos personales. Obviamente la amistad se terminó ahí.

En Ghana también hay una historia de amigos separados por una mujer. Jordan Ayew y Afriyie Acquah, amigos y compañeros de selección, compartieron a la esposa del segundo durante ¡4 años! Como lo leen, Ayew, internacional y mundialista, tuvo un romance tórrido con la esposa de su amigo y compañero de vestidor Acquah. Todo iba “bien”, hasta que se filtró un video en YouTube, que terminó con la aventura. Naturalmente, la cosa acabó en divorcio y hasta la Federación Ghanesa de futbol tuvo que intervenir en el conflicto, al abrir un expediente de investigación. Evidentemente se acabó la amistad.

Y el drama llegó a América.  Y es que en Estados Unidos no se salvaron de una historia similar. Previo a la Copa del Mundo de Francia 1998, el equipo que dirigía Steve Sampson, tuvo un serio tema en el vestidor: El seleccionador dejó fuera de la última lista a su entonces capitán John Harkes. El medio deportivo de aquel país no entendía la decisión, a la que el Técnico justificó diciendo que se trataba de un asunto de “Liderazgo”. Sin embargo, más tarde se supo que la verdadera historia fue que Harkes había tenido un romance con su compañero de equipo, Eric Wynalda. 

Y en Inglaterra también pasó algo así. La historia más conocida de la isla fue la que protagonizaron John Terry y Wayne Bridge. Amigos, compañeros de club en el Chelsea y seleccionados nacionales. Todo marchaba bien, hasta que se destapó que Terry había estado teniendo una relación con Vanessa Perroncel, la pareja de Bridge. El escándalo se hizo muy grande, al grado que Wayne abandonó la Selección y, posteriormente, el Chelsea para partir al City. Cuando se enfrentaron, Wayne le negó el saludo a Terry, lo que confirmó lo que todos sabíamos: Terminó una amistad más.

El “caballo negro” de Rusia 2018, la Selección de Bélgica, pasó por algo igual que tuvo como principales actores, ni más ni menos que a Thibaut Courtois y Kevin De Bruyne. Sin embargo, esto no derivó en que la amistad se perdiera, haciendo un excepción. Les cuento: Caroline Lijnen, novia de Kevin tuvo relaciones sexuales con el portero del Chelsea y de la Selección. Sí. Cuando la prensa se enteró, ella argumentó que lo había hecho en venganza de De Bruyne que, previamente, le había sido infiel con su mejor amiga. La relación terminó, pero la amistad siguió, ya que según los medios, lo hablaron. En la Selección no se les vio jamás con roces, lo que da a pensar que se acabó la pareja, pero siguió la amistad. 

Comentarios

Relacionado