Lo Último

‘CHUCKY’, LA REALIDAD QUE ILUSIONA

17 de Abril del 2018 08:28:01
Por: Dilofutbol

El talento necesita trabajo, dedicación y pasión para florecer. Hirving Lozano es la muestra fehaciente de ello.

A los 12 años dejó su hogar para ir a Pachuca y tratar de cumplir su anhelo de jugar futbol. Desde entonces quedó claro: era atrevido, travieso e incontrolable, dentro y fuera de la cancha.

Con el paso de los años, las enseñanzas de sus entrenadores y los cuidados de su directiva y familia enfocaron su abundante energía al juego, y así la historia comenzó a amenazar con un futuro brillante.

18 años de edad tenía aquella tarde del 8 de febrero de 2014, cuando Enrique Meza decidió debutarlo en el mítico Estadio Azteca, ante el América, en un partido importante que estaba empatado a cero. Era el minuto 84 cuando entró, y 5 minutos después tomó la pelota, eludió al ‘Maza’ Rodríguez con facilidad y definió como si llevara 100 juegos en Primera División. Gol, triunfo de Pachuca y debut mejor que soñado en el estadio más representativo del país. Apenas el reluciente inicio de una meteórica carrera.

Fueron más de 100 partidos con los Tuzos, más de 40 goles, un título de Liga, otro de Concacaf y el siempre invaluable amor de la afición. Era el jugador más deseado de cada ventana de transferencias. Chivas llegó a ofrecer 20 millones de dólares, pero su destino era otro, su visión estaba el sitio cumbre para quienes se dedican al balón: Europa. Varios clubes lo siguieron, fue el PSV quien logró llevarlo, y apenas una temporada después, sabe que su inversión fue más que acertada. La Eredivisie fue revolucionada por el joven mexicano. Campeón de liga y líder de goleo.

Ha anotado de cabeza, de derecha, de izquierda, regateando, cerrando la pinza, cruzando, rematando fuerte o colocando. Un repertorio de gol abundante y envidiable para cualquier centro delantero del mundo, y eso que Lozano no es ‘9’.

Padre ya de 2 hijos, es un joven familiar. El desorden lo pone en la cancha, el desequilibrio lo deja para el rectángulo verde, la inestabilidad solo la provoca en las defensivas rivales. Hasta hoy, sigue respondiendo el teléfono, firmando con gusto los cada vez más solicitados autógrafos y sonriendo para las múltiples fotos que cada día le piden.

Lo que hace en la cancha es indiscutible, representa desde hace rato una emocionante realidad para el fútbol mexicano. Aprendiendo lo que debe aprender, entendiendo cuando se ha equivocado y demostrando con consistencia su capacidad ofensiva.

‘Chucky’: está claro que tienes virtudes poco comunes en nuestro futbol, por eso hoy estoy seguro que, si sigues siendo humilde como hasta ahora, si conservas el camino que llevas más de 10 años recorriendo, si tu mente se mantiene tan conectada con tus pies como hasta ahora, alcanzarás alturas reservadas para unos pocos privilegiados. Te he visto crecer desde hace tiempo, y me emociona saber hasta dónde puedes llegar.

@TonyVallsFox

Comentarios

Relacionado