Lo Último

EXPECTATIVAS Y REALIDADES MUNDIALISTAS.

12 de Junio del 2018 15:25:07
Por: Tony Valls

Llegó el Mundial y, como cada cuatro años, llegó la ilusión de ver un equipo mexicano que haga historia y llegué más allá de donde suele llegar.

Pero la ilusión es, según la RAE: “Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos”. Queda claro que lo nuestro sí es entonces una mera ilusión, un deseo que proviene más del cariño que le tenemos al equipo que representa a nuestro país que a las realidades que se manifiestan en la cancha. Es cierto que hay buenos jugadores, que es una generación que posee futbolistas talentosos especialmente en la parte ofensiva, pero también lo es que tenemos que valorar también lo que las demás selecciones tienen.

Lozano, Corona, Jiménez, Chicharito, Oribe, Herrera, Guardado, Fabián, Aquino. Hay variedad, unos son hábiles y veloces, otros son definidores, otros son creativos, otros son fuerte en el traslado y retención de balón. En la portería hay un arquero capaz de sostener los partidos al equipo, y para defender hay elementos confiables. Algunos ya fueron campeones olímpicos o de Mundial sub17, en Holanda, España, Portugal y hasta Champions League. Sí, es una generación diferente, ni duda cabe.

Pero aquí es donde hay que entender que otras selecciones tienen jugadores destacados, y varios de ellos son mejores que los que juegan en la selección mexicana, están en equipos más competitivos y son titulares indiscutibles, algo que por desgracia le cuesta mucho a varios de nuestros legionarios.

Así que analizando el panorama completo, poniendo especial atención en el grupo de México, la expectativa realista el Tri en Rusia es:

Está obligada a avanzar de fase de grupos. Alemania es muy superior a los tres equipos del sector, y salvo un extraño accidente, no debería tener problema en ser líder. Pero México, en verdad, tiene más argumentos que Suecia y Corea del Sur. Los suecos son disciplinados tácticamente, poseen un muy buen juego aéreo, tienen perfectamente definido su plan de juego y por lo mismo tratan de cubrir sus debilidades aprovechando su fortaleza física. Pero a la ofensiva les cuesta mucho generar oportunidades, Emil Forsberg es el jugador distinto, Claesson y Larsson ayudan y sus delanteros pretenden ser altamente efectivos ante la escasez de chances. Pelota detenida, juego físico y trazos largos en diagonal o buscando la retención y peinada son sus principales rutas de ataque. Corea es el que ha cambiado, ahora la estatura y fuerza de sus hombres de ofensiva los hace más completos, son muy aguerridos y tienen a Son Heung-Min, un crack resolutivo por sí solo. A pesar de todo, México debería avanzar, y no hacerlo sería un ENORME FRACASO y retroceso.

Después, quedarse en octavos sería los normal si el rival es Brasil. Si por algo fuera Serbia, Suiza o Costa Rica, las probabilidades aumentarían.

Como sea, llegar al quinto partido sería un éxito rotundo, algo magnífico y plausible. Y jugar siete partidos, ya sea alcanzando una final o el duelo por el tercer puesto, sería fantástico, digno de hacerle un monumento a estos jugadores y técnico y ponerle su nombre a algunas calles del país. Ojalá esto llegue a pasar.

Comentarios

Relacionado