Lo Último

LA REDENCIÓN (ÚNICA) DE OSORIO

04 de Junio del 2018 15:47:06
Por: Tony Valls
La historia de la Selección Mexicana esta llena de falsas expectativas, inconformidades, reclamos y decepciones. No es extraño que las críticas sean lo que más se escucha en torno al equipo tricolor.
 
Pero lo del sábado fue una situación que en verdad sorprendió: que en la despedida previa al Mundial (cuando la fe suele estar inflamada por miles de mensajes que invitan a creer) el equipo verde tome el avión en medio de abucheos y con gritos que piden la salida del técnico… ¡faltando dos semanas para que empiece el Mundial!, eso no es común.
 
Y es que si en algo siempre gana México es en la fe de su gente, pero esta vez parece que la afición no será tan fácil de convencer de que ‘el equipo de todos’ está para ser buscar ser campeón del mundo (como los propios jugadores lo han declarado).
 
Y no sera fácil porque en la cancha no se han plasmado los argumentos que alimenten el optimismo. Porque en momentos importantes el equipo ha fallado y tampoco ha tenido alguna exhibición que nos haya dado una muestra de un rendimiento memorable.
 
Para Juan Carlos Osorio todo se resume a Rusia 2018. Su proceso no tiene el consuelo de una gran Copa América o Copa Confederaciones, al contrario. Tampoco tendrá el sello de un equipo que llegó a brillar en la cancha. Menos el de haber sembrado la futura generación del fútbol mexicano. Su única oportunidad de redimirse y voltear esa imagen tan abrumadoramente negativa es el Mundial.
 
Si México alcanza el quinto partido, habrá válido la pena el soporte que, contrario a lo habitual, le dieron los directivos. Si se vuelve a quedar en octavos, la goleadas ante Chile y Alemania cobrarán más importancia para sustentar lo poco productivo del este ciclo. Si no clasifica, el fútbol mexicano no volverá a ver al profesor colombiano. Pero si la inspiración llega y el Tri juega 7 partidos, bueno, habrá que hacerle un monumento y podrá sentarse a disfrutar al ver como todos sus detractores se tragan una a una las miles de palabras en su contra que emitieron en estos años.
 
Es todo o nada para Osorio y para varios futbolistas. Es en Rusia donde pueden cambiar la percepción general de este proceso. Osorio es, en verdad, un buen técnico (su trayectoria y los testimonios de sus dirigidos lo avalan). Además, México tiene, en serio, buenos jugadores; no los mejores, pero sí buenos y competitivos. Por una u otra razón esta selección no ha logrado hacer que ambas afirmaciones queden claras con consistencia. 
 
Las estadísticas han sido el escudo de defensa en esta etapa. Pues llegó la hora de demostrarlo y solo hay una oportunidad. Osorio puede confirmar su papel de villano o convertirse en el inesperado héroe que haga historia con los verdes. Esta generación tiene su chance de demostrar que tener tantos ‘europeos’ es realmente el paso que necesitaba el fútbol Azteca. ¿Podrán hacerlo?

Comentarios

Relacionado