Lo Último

LA TRANSFORMACIÓN CHIVA

26 de Junio del 2019 12:11:12
Por: Tony Valls

Chivas se transforma en la cancha y fuera de ella. Y francamente, era necesario que lo hiciera, porque el camino que estaba siguiendo no parecía llevarlo ni al éxito ni a la alegría. Amaury Vergara toma el mando, algo que él mismo no hubiera imaginado hace algunos años, pero lo hace después de haberse preparado -incluso posiblemente adelantando un poco ese proceso- pero el momento exigía que otra vez fuera un Vergara quien tuviera el control total.

 

Darle salida a José Luis Higuera le permite ganar, de entrada, simpatía ante la afición. Y aquí me detengo, porque es justo decir que, aunque el empresario ahora ex rojiblanco no se va con buena imagen ante la grey chiva, también fue pieza clave para estabilizar al equipo en un momento crítico. Como todo directivo, tuvo aciertos y cometió errores, pero hoy los dueños han decidido que es el momento de hacerlo a un lado.

 

Amaury Vergara en su primera comparecencia como Presidente de Chivas hizo recordar a su padre: con su inseparable botella de bebida, tranquilo, pero a la vez soltando frases directas y polémicas, asumiendo responsabilidades e indicando acciones para cambiar las cosas. Parece que todo vuelve a ser como antes.

 

A nivel directivo, lo más importante será lo que construirá ahora. Es evidente que el Rebaño necesita una estructura sólida y funcional. Con un director deportivo que se enfoque en esa labor y sea capaz de armar un plantel competitivo y comprometido, un área de scouting que encuentre el talento necesario (tanto en jóvenes como en otros equipos), un técnico que se dedique a entrenar y a construir un equipo que vuelva a tener un estilo de juego; y más que nada, urgen jugadores que se involucren y en verdad entiendan las responsabilidades (y no solo los privilegios) de portar la playera de un club tan trascendente. En tres palabras: estabilidad, eficacia y resultados.

 

Ya en la cancha, la mutación sigue en camino. Guadalajara apostó por un veterano como Oribe Peralta, a quien su pasado americanista lo condena de entrada, pero su profesionalismo, su talento, su experiencia y, sobre todo, su capacidad goleadora, lo puede redimir en poco tiempo. Chivas necesita con urgencia goles, y al jugar solo con mexicanos, poquísimas son las opciones que tenía para encontrarlos; así que, aunque es impopular, en lo futbolístico es sensato lo que intenta con Peralta, aunque es innegable que esto debió suceder hace años, pero dice el refrán que ‘más vale tarde que nunca’.

 

Como siempre, solo el tiempo mostrará si las decisiones fueron en la dirección correcta. Pero una cosa era clara: Chivas necesitaba cambiar, y eso es lo que está haciendo.    

Comentarios

Relacionado