Nacional

El injusto juicio a Oribe

06 de Septiembre del 2019 10:23:27
Por: Tony Valls

Oribe Peralta llegó a Chivas como una solución a los constantes problemas de gol que aqueja el equipo tapatío, pero en 500 minutos disputados en 6 partidos de Liga MX y Copa MX, el ‘hermoso’ aún no ha podido anotar, lo que ya ha provocado severas críticas hacia él.

Sin embargo, aquí es donde debe aparecer la mesura, ¿cómo juzgar a un delantero que no tiene ocasiones de gol? A Oribe, como a cualquier ‘killer’, se le podría criticar por falta de goles si fallara frente al marco enemigo, pero la realidad es que SU EQUIPO ES INCAPAZ DE PONERLO DE CARA AL GOL por su muy limitada generación de oportunidades.

Cuando juega Oribe, el sistema de Tomás Boy lo pone como el único hombre en punta por delante de cinco mediocampistas, alejando, por ejemplo, a Pulido hasta la banda izquierda, resignando los socios en carril central al ‘punta’ rojiblanco. Por eso, cuando toca la pelota, lo normal es que lo haga de espalda a la portería rival, con inferioridad numérica ante la defensa y con escasas posibilidades de hacer un remate franco. Es decir, no hay pelotas ‘limpias’ para los delanteros rojiblancos.

BASTA REVISAR LOS 11 GOLES que ha anotado Guadalajara para darnos cuenta de lo difícil que es ser delantero centro en este equipo: uno fue de tiro de esquina, cinco de penal, dos en tiros de media distancia, uno de tiro libre lejano y solo dos se finalizaron dentro del área en jugada, un contragolpe en los últimos minutos ante León y el tanto conseguido ante Necaxa, que ha sido el único con llegada a línea de fondo.

Recordar fallas ya sea de Pulido o de Peralta en acciones francas para un rematador es difícil, y lo es por una simple razón: Chivas no genera. Salvo Brizuela, el resto son muy intermitentes en sus participaciones ofensivas.

“Me presiono más por los resultados adversos del equipo, porque querer anotar, no. Eso es parte del juego y es una situación en la que cualquiera puede hacer un gol, es un equipo. ME PREOCUPO MÁS POR EL FUNCIONAMIENTO, porque no estamos generando las opciones de gol como para decir que le pasamos por encima al rival, fallamos muchas y por eso no ganamos”, dijo Peralta tras la derrota ante Correcaminos, y no le falta razón.

Si Chivas ha de mejorar, lo primero que debe ocurrir es un diagnóstico correcto, pero mientras su entrenador dice que le gusta la forma de jugar de su escuadra, sus delanteros sufren por no encontrar un funcionamiento que les brinde oportunidades de anotar, y así, difícilmente podrán ganar con frecuencia.

Comentarios

Relacionado