Nacional

Las huellas del ‘Conejo’

30 de Julio del 2019 11:15:00
Por: Tony Valls

Óscar Pérez dejó oficialmente las canchas. El escenario para su último partido (aunque fuera de manera simbólica) fue perfecto: el Estadio Azteca, su amado Cruz Azul y una fanaticada que le reconoce íntegramente cada día de esfuerzo bajo los tres postes. Pocos jugadores tienen tal admiración de todas las aficiones, porque haya jugado o no en su equipo favorito, difícilmente hay alguien que tenga algo en contra del ‘Conejo’. El sábado, seguro que sus lágrimas conmovieron a más de uno.

 

Y es que algunos futbolistas son admirados por su talento, capacidad resolutiva o liderazgo, pero fuera del rectángulo verde pierden esas virtudes; otros, a la inversa. El caso es que pocos, realmente pocos futbolistas, resultan impecables dentro y fuera de las canchas, y Óscar Pérez es uno de ellos, por eso me resulta indispensable dedicarle algunas líneas para resaltar la brillantez de esos 26 años de carrera (y 46 de vida) entregados al fútbol.

 

Profesional al máximo nivel, entrenó a tope cada día de su carrera y rindió la mayor parte de las veces que estuvo en la cancha. Sin importar las negativas que llegó a escuchar sobre que los ‘chaparritos’ no pueden ser porteros, perseveró y llegó a ser uno y, además, uno de los mejores; para ello, sus piernas, con esa potencia y fuera para saltar, fueron sus grandes aliadas.

 

Mundialista, campeón y muchas noches héroe de su equipo (basta recordar la final Monterrey-Pachuca en 2016), incluso se dio tiempo para anotar tres goles. Líder de los que contagiaba con palabras pero, sobre todo, con el ejemplo. Hasta hoy no he encontrado futbolista que tenga algo malo que decir de él. Claro que habrá tenido sus problemas, pero al parecer también tuvo la humildad de reconocer cuando se equivocó.

 

Y hablando de humildad, esa es una de sus mayores virtudes. Con la prensa, siempre atento y dispuesto a hablar en la victoria o la derrota, algo que, créanme, pocos pueden hacer. Y con la afición, ni qué decir: fotos, autógrafos, sonrisas, palabras de aliento, actos altruistas y cuántas experiencias habrá tenido en las últimas tres décadas. Seguro que su familia y amigos cercanos tendrán muchas más cosas que agregar.

 

Esta vez se retira un hombre que no deja solo estadísticas, logros o recuerdos, esta vez se va uno que deja un legado que se resume en esto: si eres futbolista, sin duda Óscar Pérez es un gran ejemplo a seguir… es más, te dediques a lo que te dediques, puedes emular sus valores y seguramente te irá bien. Gracias Óscar, porque, tanto en la cancha como fuera de ella, esas huellas de ‘Conejo’ han dejado una profunda y positiva marca en el fútbol mexicano.

Comentarios

Relacionado