Nacional

SEMANA DE CLÁSICOS… Y DE GRANDEZA

13 de Marzo del 2019 12:48:50
Por: Tony Valls

Pocas veces el fútbol mexicano puede vivir lo que vivirá esta semana: dos Clásicos en una semana, en diferentes torneos, con diferentes consecuencias, pero al final, dos partidos decisivos en términos numéricos y, especialmente, de orgullo.

 

Seamos sinceros, la Copa MX no es un torneo muy importante, da poco a quien lo gana y quita mucho a quien lo pierde. Pero ser eliminado por tu máximo rival deportivo hace que el juego de este miércoles tome una relevancia muy alta para ambos.

 

Chivas debe hacer algo para volver a sentirse protagonista, y eliminar al América sería un paso para recuperar algo de lo que dejó de tener desde su campeonato en 2017. En ese lapso, las águilas ya son el club con más trofeos de Liga en sus vitrinas, llevan una gran década y se mantienen peleando por ganar, echar al chiverío les significa reafirmar la idea de que hoy por hoy están por encima de su antagónico.

 

Después, la discusión de quién es más grande será interminable. Algunos argumentarán los trofeos, otros el número de aficionados, otros la identidad única que poseen, el momento actual o los méritos de cada logro. Lo cierto es que está claro que no hay clubes que sean lo que América o Chivas, y ahí no se trata de trofeos, se trata de lo que son y representan estas instituciones. Lo que mueven y hasta lo que influyen en el ánimo social es sorprendente hasta nuestros tiempos. Se llama identidad, y eso no se compra, se construye a través de muchos años de ser especial.

 

Esta semana solo podemos pedirles a los dos equipos que honren la playera que visten y los partidos que jugarán. Que compitan al límite, que no escatimen esfuerzo, concentración y determinación. Que entiendan el amor que sus aficionados profesan a sus colores y demuestren que en verdad les importa. Que nos brinden, pues, verdaderos Clásicos.

 

Afuera, le toca a rojiblancos y azulcremas ponerle sabor y color a las tribunas. Gritar, apoyar y hacerle sentir a los suyos lo que vale esta rivalidad. Pero no debe pasar de ahí, por mucho que apasione un Clásico, sigue siendo fútbol, un motivo de alegría, esparcimiento y diversión en el que la violencia no debe tener cabida.

 

Después, en la Copa uno seguirá y otro no, mientras en la Liga ambos tendrán que ir hasta el final para buscar clasificar y cumplir su obligación de pelear el título. Eso sí, el camino será muy difícil para quien pierda esta semana, mientras que el ganador avanzará fortalecido hacia su meta.

 

Llegó el día, así que Chivas, América… les toca recordarnos de qué se tratan los Clásicos.

Comentarios

Relacionado