Internacional

Brasil se va a casa, México a cuartos de final

28 de Junio del 2018 15:54:48
Por: Rodrigo Pineda

¡Nos tocó Brasil en octavos! Sí, nos tocó Brasil y nació el fatalismo. Como si el haberle ganado a Alemania no haya servido de nada. Imaginarnos cosas chingonas fue cosa de un día, de un trending topic y nada más. Se nos murió la fe y fue de golpe. Pero mientras hay vida, hay esperanza y esta vez, tenemos una esperanza justificada. Si te bajaste del barco, es momento de subirte otra vez. Si tienes dudas, te doy motivos para soñar. Así que te dejo una lista de momentos que nos dan para ilusionarnos con vivir, después de 32 años, un quinto juego.

México contra Brasil en la Confederaciones 1999. Solo recordar la fecha me enchina la piel. Le ganamos a los amazónicos en el Azteca, en la final y levantamos el primer gran título para nuestra Selección. Jarabe tapatío de Blanco, golazos, grada llena. Ganamos 4-3. Fue hermoso.

Perú 2005, Mundial Sub 17, los niños héroes. Jesús Ramírez y sus pupilos emocionaron a todo el país con su gesta y goleada a los brasileños. 3-0 a Brasil para levantar por primera una vez una Copa del Mundo en cualquier categoría de la FIFA. Soñamos y crecimos con ellos. Mágico.

Confederaciones 2005. Uno de los mejores representativos que se recuerden jugó contra la Canarinha en Alemania y qué creen, volvimos a ganar. 1-0, con todas sus figuras, resultado en duelo oficial, una vez más. Chulada.

Vayamos al 2007, a Venezuela y una nueva versión de la Copa América. Otra vez contra Brasil y otra vez nos crecimos en un partido por demás emocionante, oficial y ante los ojos del mundo. Jugamos de tú a tú, con una personalidad de grandes vuelos. Una locura. Ganamos 2-0. Y se acrecentó la paternidad.

Juegos Olímpicos 2012. Por si fueran menores los antecedentes mostrados antes, les quiero recordar que les ganamos el duelo por el Oro en Londres. La perfección en un juego, en el marco más grande del deporte, en la catedral del juego: Wembley. 2-1 para México y después, sonó el himno más hermoso del mundo. Le quitamos el oro a Brasil. Los vencimos, una vez más.

Brasil 2014. Su fiesta, en su casa y con su gente. Pues nada más no pudieron, les sacamos el empate y estuvimos cerca incluso de arruinarles el día. ¿Necesitan más pruebas para creer, para saber que podemos y que, en especial, en este TRI HAY POWER? Ya le ganamos al campeón del mundo y somos el rival que la verde amarelha no quería, así que cuando piensen que nos toca contra Brasil, piensen: Sí, nos tocó contra Brasil, qué lástima por ellos, porque vamos a echarlos.

 

 

 

Comentarios

Relacionado