Opinión

CONSECUENCIAS DE LA MEDIOCRIDAD

25 de Febrero del 2019 19:37:09
Por: Tony Valls

Toda acción tiene una reacción. La tercera ley de Newton lo explica claramente y la Liga MX es el claro ejemplo de que jamás se podrán evitar las consecuencias de les decisiones que se tomen.

Los técnicos han empezado a ser despedidos con total facilidad y a ser señalados como los culpables absolutos de lo que ocurre en los equipos en crisis. Y por supuesto que tienen su responsabilidad, pero también hay razones que han provocado el bajón ostensible de calidad en varias instituciones.

En México, descender significa ser EL PEOR EQUIPO EN TRES AÑOS, es decir, no un error o una mala racha, sino acumular muchas y frecuentes fallas que derivan en que seas el más malo al sumar tres años (a excepción de los clubes que ascienden y deben evitar su vuelta a la categoría inferior en solo un año).

Reducir el castigo del descenso a pagar alrededor de 6 millones de dólares, cuando una franquicia puede valer al menos 25 de y un futbolista ‘caro’ oscila entre 5 y 8, fue el pretexto perfecto para que varios equipos decidieran tirar por la borda la competitividad y decidieran ‘ahorrar’.

Por si fuera poco, el Veracruz comenzó la temporada 2018-19 condenado, así que no hizo a nivel directivo el menor esfuerzo por mejorar su plantel. El resultado está en la cancha, una escuadra sin ninguna aspiración y que, si vende a uno o dos futbolistas, podrá pagar sin problema los 120 millones de pesos. Al ver que los tiburones no tenían manera de sacar adelante el problema, equipos como Puebla, Morelia, Querétaro y Atlas decidieron no gastar de más. Todos ellos, salvo los rojinegros, ya cambiaron de técnico.

La realidad es que hoy la Liga tiene varias escuadras que están muy por debajo de lo que podrían estar, y lo peor es que están así por decisión propia. Esos clubes sabían que sufrirían con el plantel que armaron, pero también sabían que no habría mayores consecuencias, no hay descenso como tal y, al final, nadie lo cuestionaría porque tampoco están acostumbradas a pelear títulos.

Comentarios

Relacionado