Opinión

INFORME ‘TATA’, PARTE IV: INFELICIDAD EN BARCELONA

21 de Marzo del 2019 11:52:44
Por: Tony Valls

El éxito con el equipo de sus amores, en combinación con las circunstancias en las que se encontraba Barcelona (Pep Guardiola dejó al club por sentirse ‘fatigado’, su auxiliar ‘Tito’ Vilanova tomó el cargo en 2012, pero una enfermedad lo obligó a renunciar) puso a Gerardo Martino ante un reto al que casi nadie podría decir que no: dirigir al Barcelona.

‘Tata’ llegó con la absoluta aprobación del también rosarino Lionel Messi, pero la misión era dura, tomaba a un equipo que cambiaba de identidad futbolística por primera vez en mucho tiempo. Trató de darle continuidad al trabajo de Guardiola y Vilanova, y de entrada le funcionó, como consta en la página oficial del club, que al recordar el paso de Martino destaca que “ganó la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid y en la Liga se firmó el mejor inicio de la historia del Barça, con ocho victorias en las ocho primeras jornadas, con 28 goles a favor y sólo 6 en contra. De hecho, el argentino batió también el récord de más partidos invicto desde el inicio de la temporada de un entrenador azulgrana debutante, con 20 partidos imbatido (14 de Liga, 4 de Champions y 2 de Supercopa de España), con 16 victorias, 4 empates, 52 goles a favor y 11 en contra”.

Pero las múltiples lesiones en la parte decisiva de la temporada complicaron el segundo semestre, y aunque llegó vivo hasta la última instancia de la Copa del Rey (perdió la final ante Real Madrid), el Atlético de Madrid fue su principal verdugo, al eliminarlo en los cuartos de final de la UEFA Champions League y arrebatarle la Liga en la última jornada.

Mención aparte merece lo ocurrido en la Liga, ya que todo se definió en el ‘Camp Nou’ en la última fecha, como si de una final se tratara. Los colchoneros tenían la ventaja de que el empate les daba el título (que tenían 18 años sin conquistar), Diego Godín apareció para anotar por el Aleti y Alexis Sánchez empató por los blaugranas, después, la defensa heroica entrenada por Diego Simeone resistió la igualada, misma que pudo cambiar con un gol de Lionel Messi, que era el 2-1 que le daba el triunfo y el título a su Barcelona, pero fue anulado injustamente, y el 1-1 le dio la corona al Atlético.

Después, el preparador físico de Martino, Elvio Paolorroso, compartiría que Meteu Lahoz (árbitro de aquel partido) fue al vestidor a pedirles una disculpa por la injusticia cometida, disculpa que, si bien era un gesto noble del juez, no devolvería la gloria a los catalanes. Martino se fue de Barcelona, donde confesó que no fue feliz como entrenador a pesar de que, en teoría, dirigir a ese club es el sueño de todo DT.

A pesar del duro golpe, Martino mantuvo su prestigio y fue elegido para darle rumbo a una Selección Argentina llena de estrellas pero carente de conjunto, historia que les contaré en la próxima entrega del ‘informe Tata’.

Comentarios

Relacionado