Opinión

RAÚL  JIMÉNEZ, LA EVOLUCIÓN

04 de Febrero del 2019 11:49:03
Por: Tony Valls

Las condiciones técnicas que mostraba desde que apareció eran sobresalientes. Su 1.90 de altura y su fuerza ya le permitían, de entrada, ser un centro delantero físicamente dominante a medida que supiera utilizar dichas características.

 Raúl Jiménez en México no necesitó mucho tiempo para mostrar sus cualidades, por lo que era natural el salto a Europa, mismo que llegó mediante una fabulosa oferta del Atlético de Madrid. Pero en los colchoneros las circunstancias no ayudaron, el tipo de juego del equipo y el momento no fueron los ideales para una primera experiencia en al el futbol del más alto nivel, pero sin duda ahí se sentaron bases para la evolución exponencial del delantero mexicano.

 Benfica representó una nueva oportunidad de adaptación, una competencia menos exigente y un fútbol mucho más latino, ideal para comprender y asimilar el nuevo entorno en el que se comenzaba a desenvolver. Fueron 3 años para que Jiménez creciera lo suficiente para buscar un reto mayor. Al paso del tiempo, las idas y vueltas del Benfica no le permitían a establecerse lo suficiente para rendir a plenitud, además, estar en un torneo donde son pocos los rivales que están a la altura de tu club termina por ser contrapoducente.

 Entonces, el verano pasado, llegó el Wolverhampton, con Nuno Esipírito Santo como DT, alguien que entiende cómo sacar el mejor provecho de RJ9. Ya con 27 años cumplidos, el reto era grande para el mexicano, pero su desarrollo estaba casi listo. Faltaba lo que encontró en Inglaterra: exigencia máxima cada jornada, partidos decisivos con alto grado de dificultad y un entorno donde el profesionalismo y la pasión envuelven al jugador.

 Ahí fue donde el salto de calidad que venía preparando Jiménez estalló. Hoy es un deleite ver la manera en la que Raúl juega: gana confrontaciones físicas, juega ente líneas, retiene, descarga, conduce, toca de primera, decide, asiste y, por supuesto, define. Su evolución técnica, física y, principalmente, táctica, nos ha entregado una nueva versión de un delantero que todos sabíamos que era bueno, pero que hoy demuestra que puede ser mejor.

 Sus 9 goles lo tienen a la par de LacazettePogba, Rashford y Sigurdsson. Está a uno de Sterling y Son Heung-Min y a tres de Eden Hazard. En asistencias (tiene 5) está a una de Agüero y Bernardo Silva y tiene las mismas que Lacazette, además de superar a Willian, Giroud y Aubameyang, por poner algunos ejemplos. Es el sexto jugador que más tira en la Premier League, lo que habla de su capacidad para encontrar posición de remate y para ganar desafíos a los defensores.

 Todos son números buenos, pero que cobran una relevancia mayor cuando entendemos que JUEGA EN EL WOLVERHAMPTON, club cuya máxima aspiración, ya hablando de una campaña realmente exitosa, es lograr una plaza para la Europa League. No es el City, ni el Liverpool, el United, Chelsea o el Tottenham, ni siquiera el Arsenal. Y en esa modestia Jiménez ha encontrado la manera de ponerse a tono con delanteros de la alta sociedad mundial, algo que tiene muchísimo mérito.

 Hoy vemos un Jiménez evolucionado. Uno que es resolutivo en varias facetas del juego, uno que debemos aprovechar, porque la historia nos dice que México ha tenido pocos delanteros tan completos como él lo es hoy.

Comentarios

Relacionado